Sobre Nosotros >

Nuestra Historia

La Fundación Miami Power Team

A principio de abril del año 1995, Yoandra  apenas había cumplido 5 años de edad, y ya junto a sus hermanos Michael de 7, y Giovanni Sánchez de 9 , —que eran en ese entonces cintas verde en karate-— estaban visitando a un jovencito que había quedado cuadrapléjico por un accidente de automóvil. Los tres hermanos, aún estaban en la educación primaria. Edward Velázquez se había graduado de Sunset High School.  Después del devastador accidente, había quedado completamente inmóvil, no podía reconocer a nadie, quedó sin amigos y sin memoria alguna. Los hermanos Sánchez, junto a sus padres, Jacqueline y Miguel Sánchez, visitaron a Eddy casi todos los fines de semana; mes a mes, durante todo el año 1995.

Poco a poco, Yoandra, Michael y Giovanni, haciéndole demostraciones de karate, ayudándole a mover las manos y piernas a Eddy, demostrándole atención y cariño durante todo  un año,  vieron los resultados de su esfuerzo. Un día para sorpresa de todos, —Michael, que siempre se despedía murmurándole a Eddy, su nombre: “Michaeeel”— ese día, Eddy les buscó con su mirada,  cosa que nunca había hecho. Otro día; movió  una mano, luego la otra mano. Un día, cogió la cuchara y comenzó a comer solo. Un día balbuceó el nombre de Michael. Otro de esos días, cogió las manos de los tres y las besó, como diciendo ¡gracias!. Un día, mientras Michael y Giovanni, les daban movimiento a una de sus piernas, para sorpresa de todos, movió la pierna que iba ser amputada en el Hospital Jackson Memorial de Miami.

La felicidad que sintió la madre de Eddy, la señora Daysi Velázquez fue tal que corrió la voz por todos los lados. Tuvieron que aceptar a Eddy en las terapias que ofrecía el Baptist Hospital, ya que anteriormente lo habían clasificado como vegetal, y no era posible que el seguro lo cubriera; pero esta vez, ya Eddy había comenzado a reaccionar. ¡Y quien le decía que no a una madre como Daysi!. En la misma sección de terapia, le dio el número de teléfono del Señor Sánchez a varias madres, que como ella, tenían a niños con impedimentos físicos. El Señor Miguel Sánchez, accedió a la petición de la señora Daysi, quien le pidió permiso para dar su número telefónico a unas madres que estaban desesperadas de ayuda.

La satisfacción de haber logrado algo imposible con Eddy y estar visitando a siete niños con discapacidades físicas, en el año 1996,  hizo que la familia Sánchez fundara en octubre de ese mismo año, el Miami Power Team Foundation, Inc.

Desde el 1995 hasta el año 2000, los tres hermanos, y sus padres,  se entregaron a esta magna obra casi todos los fines de semana, mes a mes, año tras año se dedicaron en cuerpo y alma a alegrar la vida de cientos de niños con diferentes discapacidades y vida terminal,  y el ayudar, se  convirtió en sus apostolados.

Visitaban a sus amiguitos a sus casas, para jugar, para hablarles, leerles libros, hacerles demostraciones de karate, de magia, cuando estaban enfermos visitarlos en el Hospital, actividades en parques como juegos de pelota, pescar, montar en ponis. En salones de fiestas se celebran cumpleaños, Cena de Acción de Gracias, entrega de juguetes en las Navidades, clases de defensa personal, básquetbol, bolear, tenis, patinar en silla de ruedas, clases de dibujo; montaban ponis, jugaban con animalitos, hacían ferias de Arte, además, visitaban teatros, cines, participan en la parada de los 3 Reyes Magos, organizaban fiestas en las calles para buscar amigos y muchas otras actividades.

Es importante mencionar que en el año 1996, el Sr. Miguel Sánchez, le habló a varios amigos  de la escuela de karate donde practicaban sus hijos, de la labor que ellos estaban realizando, invitándolos a participar en El Miami Power Team.  Ramón González, fue el primero, siendo  parte del equipo desde el año 1996 al 1999.   Melanie Rodríguez, y Raymond Varela participaron desde el  año 1997 al 1999, y José A. Torres, ayudó y fue parte también del equipo durante  el año 1996 al 1997. Todos  dieron muchísimas horas de servicio comunitario, su entrega y dedicación han sido vitales para esta obra.  El apoyo y entusiasmo de sus padres fue también muy significativo. Ramón, Melanie, José y Raymond, fueron los primeros niños que se unieron a los hermanos fundadores Yoandra, Michael y Giovanni Sánchez.

Ramón, Melanie, Raymond y José, unidos a  los hermanos Yoandra, Michael y Giovanni también dejaron el legado de su valor humano, del compañerismo y de su entrega a la humanidad. Otros niños en el mundo entero, han seguido el camino y el ejemplo de todos los miembros del Miami Power Team Foundation.

Entre el 1999 y el 2015, las actividades fueron programadas con más intervalo de tiempo. Mes a mes, se hacen visitas a niños específicos, haciendo énfasis y dándole prioridad a niños con vida terminal.  En el 2016, el Miami Power Team, cumplió 21 años de servicio a la comunidad  ayudando a más de 2,500 niños con cáncer, autismo, síndrome de Down, discapacidades físicas, visuales y niños con poco tiempo de vida.

MPT Team Paint Workshop
MPT Team with Eddy

El Miami Power Team Foundation, se ha impuesto la misión de que los niños especiales y vida terminal se sientan aceptados e incluidos en la sociedad que todos compartimos, sin sentirse diferentes. Proporcionarles  a los niños recuerdos gratos y duraderos que se mantendrán en sus mentes durante el resto de sus vidas, participando en actividades divertidas que anteriormente habían sido imposible lograr, debido a sus discapacidades. Lograr que los sueños de los niños se conviertan en realidad mediante la eliminación de los obstáculos que impiden la realización de sus sueños. Brindar a los niños del Miami Power Team un motivo para ser felices y conquistar sus sueños. Ayudar a los niños con enfermedades terminales que luchan con graves problemas de salud, y que sobreviven cada día, la oportunidad de ser felices al menos por unas horas. El Miami Power Team Foundation, asegura que los niños con discapacidades y enfermedades terminales tengan una oportunidad justa en la vida. Nuestra causa también transforma la vida de nuestros voluntarios ayudándoles  a ser mejores ciudadanos. Una parte importante de nuestra causa, consiste en difundir y concientizar al público, y al mundo, para que apoyen a los niños con discapacidades.

El Miami Power Team Foundation, trata de ser el mejor amigo para aquellos niños  que necesitan de una mano amiga. Les brindan apoyo emocional y calor humano. Llevándoles un ratico de felicidad para que por un instante olviden sus limitaciones y logren sus sueños. Sus padres, al menos por un rato viven la emoción de ver a sus niños(a) felices y rodeado de amigos.

El trabajo del Miami Power Team fue y es, llevar alegría a rostros tristes, con sueños y deseos de ser niños. Como en ocasiones se hizo y se sigue haciendo: buscarles amiguitos a niños que no tenían con quién jugar, que no tienen amigos en la cuadra, o no se conocen. Tocando puertas a todos los vecinos para que sus hijos le saludasen cuando lo vieran y compromisos con los niños del barrio, para que no se burlen de él o ella;  los incluyan en sus juegos, y desde ahora cuando vean el autobús escolar que solo levanten sus manos y saluden. Muchos niños de la cuadra, entonces se acercan a conocerlos, hablar, jugar e incluso, le regalan juguetes en las navidades y algunos les invitaban a sus cumpleaños. Hacemos una mini feria, se invita a voluntarios: músicos, payasos, magos, y Pizza Hut les trae pizza caliente  cada hora. Los vecinos traen un plato típico y se comparte en una mesa,  también la vida, les cambia a todos a partir de este día.

Muchos niños en silla de ruedas nunca habían jugado pelota, por lo difícil e imposible de jugar sin tener movimientos en las piernas y brazos. ¿Cómo batear? Y si lo haces. ¿Cómo correr?, entonces ahí venia el amigo, El Miami Power Team, se colocaba detrás de la silla, y junto al amiguito, ataban las cuatro manos abrazando el bate hasta que la pelota salía de la silla como una bala. Luego venia la magia, el niño corría en su silla de ruedas empujado por su amigo, que lo hacía llegar a las bases, y juntos, conquistaban carreras. Patinar, también era un sueño, ¿Cómo lograrlo, sin piernas, y los patines? De nuevo el amigo del Miami Power Team, volvía a empujarte, con sus patines,  y esta vez te hacia volar por el cielo. Y así, con  amigos como estos, cada año, se realizan  muchos sueños y albergan esperanzas.

La Fundación Miami Power Team, o el “Equipo de Poder de Miami”, es una organización no lucrativa, 501 (c)(3) dedicada a servir a niños con vida terminal, cáncer, autismo, síndrome de Down, discapacidades físicas, y visuales. Sus fundadores, Directores no reciben salarios y ningún tipo de compensación, trabajan voluntarios desde el 1995.

Ahora tenemos la meta de comprar un terreno donde lo convertiremos en el paraíso de los niños especiales y sus familias. Un lugar para divertirse, donde encontrarán relajamiento mental, físico y espiritual. Un ambiente de paz, armonía, y de calor humano para alimentar el alma y la vida, donde al menos, por unas horas, lograrán olvidar su dolor. Un ambiente natural, para que los niños con necesidades especiales y vida terminal tengan su propio lugar, donde realizar sus sueños.

Get Involved Today

Become a Guardian Angel, and help us brighten the lives of the Miami Power Team children.

Learn More